Defectos al local arrendado – vivienda

Todas limitaciones del deleite del arriendo que no podrán ser atribuidos al arrendatario constituirán un defecto. Cuando el arrendatario lo pida, el arrendador, en principio, estará obligado a reparar el defecto al local arrendado, sin considerar la causa del defecto (a condición de que no sea imputable al arrendatario).

Cuando reparación del local arrendado sea imposible o cuando los gastos no sean requeridos razonablemente al arrendador, éste no estará obligado a reparar el defecto. Sin embargo, estos casos son excepciones.

 

El arrendatario deberá tomar por su cuenta pequeñas reparaciones que forman parte del mantenimiento regular del local arrendado. La lista de estas pequeñas reparaciones, se la pueden encontrar bajo Decreto pequeñas reparaciones: http://wetten.overheid.nl/BWBR0014931/2003-08-01

 

En caso de viviendas el arrendador deberá reparar todos los defectos que no están listados en el Decreto de pequeñas reparaciones y por los cuales el arrendatario mismo no será responsable, en cuanto que el arrendador recibirá notificación del defecto del arrendatario. El arrendador y el arrendatario podrán excluir por contrato determinados defectos, pero el arrendatario siempre podrá anular tal condición y apelar a la obligación de reparación estipulada por la ley.