Modificación de renta – local comercial

El arrendatario y el arrendador convendrán la renta al comienzo del contrato de arrendamiento. Cuando el arrendatario o el arrendador quiera adaptarla durante el plazo del período de arriendo y el arrendatario/arrendador no esté de acuerdo con la propuesta de modificación de la renta, podrá reclamar al juez para modificar la renta.
No es posible reclamar esta modificación a cada momento durante el período de alquiler. En caso de un contrato de arrendamiento por tiempo definido sólo es posible después del período convenido y en todos los otros casos sólo cada vez cuando han transcurrido 5 años desde el día en que entró en vigor la última modificación o desde el día en que el juez dictó la modificación.
Antes de que se presentará la causa al juez, el arrendatario y el arrendador juntos deberán designar a un experto que redactará un informe sobre el valor imponible.
Al aprobar la renta adecuada el juez deberá verificar entre otras cosas la renta de otros locales comerciales similares en las cercanías. A lo mejor el arrendador podrá exigir un adelanto sobre la aumenta de la renta en un procedimiento de urgencia, anticipándose a la sentencia en un procedimiento (que dura más tiempo) para adaptar la renta.